¿Cómo economizar, racionalizar y mejorar una inversión? Gerenciando tu proyecto

Los proyectos transforman ideas en realidades, para satisfacer demandas del mercado en un tiempo acotado.

En el caso de la construcción, en los proyectos participan profesionales y empresas vinculadas a la arquitectura, las ingenierías y otras disciplinas. Cada proyecto tiene una “vida” hasta que se produce un entregable: producto o servicio.

Para logar los mejores resultados en tu proyecto el Gerenciador debería ser una figura independiente para potenciar su rol, para poder confrontar intereses, visiones, ideas, formas de hacer las cosas, metodología, etc. asegurando un trato justo a las distintas partes del proyecto.

Para una mayor libertad y eficiencia en el proceso, a la hora de cumplir su rol se debe separar al gerenciador de quien diseña y de quien construye.

¿Quienés participan de un proyecto de construcción?

Los “actores” de un proyecto son aquellos participantes que interactúan con la idea original: el cliente (como promotor y gestor de la idea), el diseñador (que comienza a interpretar la idea original), los contratistas y subcontratistas, proveedores, agentes de financiamiento y alternativamente aparecen asesores especializados (estudio de suelos, estructurales, sanitarios, eléctricos, térmicos, informática, seguridad electrónica, domótica, energías renovables, etc.).

Es altamente probable que obras como las pirámides de Egipto o la Muralla China hayan sido objeto de un gerenciamiento de proyecto. Hoy en día tenemos metodología específica que sumada al expertise y know how propio del Gerenciador hacen de ésta una herramienta más eficaz y con resultados más eficientes.

El PMI Project Management Institute propone buenas prácticas para los procesos en los que se descompone un proyecto.

Sucursal Rivera del BROU

¿En qué se diferencia el Gerenciamiento de una Dirección de Obra?

El director de obra tiene como una de sus principales responsabilidades verificar, en cada etapa de la construcción, que el diseño plasmado se transforme en el producto final acordado, haciendo énfasis en la calidad.

Una de las claves para entender cuál es la diferencia que existe entre la Dirección de Obras y el Gerenciamiento de un Proyecto, consiste en la integración temprana y simultánea de todos los actores mencionados anteriormente.

¿Qué comprende el gerenciamiento?

Los servicios de Gerenciamiento de Proyecto abarcan las prácticas propias de la construcción, pero además agregan valor a aquellas otras actividades que se requieren para concretar el proyecto en los tiempos acordados, con la calidad acordada, el presupuesto asignado y las mejoras que se puedan ir introduciendo, cuidando la seguridad laboral, entre las principales variables.

El equipo gerenciador concentra, planifica y distribuye todas las acciones a desarrollar en la “vida” de un Proyecto. Esto implica contemplar no sólo los aspectos de coordinación de las distintas tareas técnicas, sino que suma a las responsabilidades y los roles de la Dirección de Obra, todas aquellas otras variables que afectan los contratos que componen un Proyecto y que se deben monitorear. 

El equipo gerenciador tendrá la responsabilidad de asegurar que, procurando el cuidado de la técnica constructiva del Proyecto, no se debilite su calidad estratégica en términos de factibilidad económica, financiera, legal, comercial, de mercado, etc.

Asimismo, acompaña al cliente en la consideración de los factores relacionados con:

El management (empresarial, financiero, de evaluación de mercado).

La preconstrucción y sus planes (confección de pliegos y llamados a concursos de precios públicos o privados, coordinación de diseño, coordinación de ingenierías, armado de contratos y subcontratos, provisión de materiales e insumos críticos, compras de equipamiento, seguimiento de la fabricación).

La construcción y sus prácticas (aprobaciones de tareas, ensayos y aprobaciones de materiales y técnicas utilizadas, verificación de certificados, liquidaciones y cronogramas de obra, coordinación de gremios, cumplimiento de normativa laboral, seguridad e higiene laboral, control de decretos, normas y reglamentos, recepciones provisorias y finales).

Hay distintas formas de hacer un gerenciamiento, con distintos formatos en que el equipo Gerenciador se involucra, lo puede hacer asumiendo la responsabilidad total de un contrato de construcción o lo puede hacer en un rol de acompañamiento del cliente, como contraparte de la constructora y proyectistas contribuyendo al éxito del proyecto.

Muchas veces se utiliza esta herramienta para ejecutar obras sin la presencia de un Contratista principal, y en ese caso el equipo Gerenciador se pondrá a liderar y coordinará a los diferentes subcontratos, como ser pilotaje, excavaciones, submuraciones, estructura de hormigón armado, montajes, subcontratistas de terminaciones, etc.

¿Por qué hablo de Gerenciamiento?

Tuve la oportunidad de dirigir, en Argelia, un proyecto de una central eléctrica híbrida solar/gas de 120 MW ubicada en pleno desierto a 500 km al sur del mar Mediterráneo, donde se aplicó esta metodología y se gerenció un proyecto complejo en un entorno no menos complejo, por las circunstancias del lugar, la distancia a ciudades importantes y la complejidad del mercado de la construcción argelino.

En dicho proyecto se contrató en forma independiente a varias empresas que se encargaron de distintos sectores de la obra, movimientos de suelos, hormigón armado para fundaciones, edificios, montaje de caldera, montaje de turbinas, montaje de parques solares, etc.

El equipo técnico que dirigió el proyecto tuvo personal de Uruguay, México, España y argelinos entre otros, actuando físicamente en obra y a distancia.

Sus cometidos principales eran:

  • Elaboración de la ingeniería de diseño
  • Planificación permanente y monitoreo
  • Abastecimiento de suministros y equipamiento críticos
  • Gestión de los recursos humanos
  • Supervisión de las obras civiles y de montaje

Dirigir ese proyecto tuvo muchos desafíos, siendo uno de los principales el manejo multicultural, tomar acciones permanentes para cumplir los plazos establecidos en la planificación e introducir nuevas formas de gestionar los equipos técnicos.

Alejandro Skocilich, ingeniero civil, socio de Faktor Uruguay.